Trago Amargo Para Starbucks

Miércoles, 24 Septiembre   

El poderoso imperio de cafeterías Starbucks sufrió una dura derrota por parte de miles de pequeños establecimientos australianos en la pelea por conquistar el paladar de la nación.

Ocho años después de comenzar a vender su espressos y frapuccinos en Australia, el gigante estadounidense sucumbió a las presiones financieras y culturales, viéndose obligado a cerrar 61 de sus 85 establecimientos en el país.

Saborear una taza de café en la mañana se ha vuelto un ritual para millones de australianos. Sin embargo, Starbucks no pudo sacar provecho de esa situación, a pesar de que la cadena se convirtió en un fenómeno cultural global en la década de los ‘90.

“Puede que haya sido demasiada estandarizada”, dice Michael Edwardson, un psicólogo de Melbourne especializado en el comportamiento de los consumidores.

“Al comienzo era única y diferente, pero a medida que se convirtió en una cadena global la estandarización le hizo perder parte de esa frescura y atractivo. Fue copiada rápidamente y perdió su brillo”.


Tags: ,